Flyer del concierto

Hoy quiero escribir algo muy especial para recordar al Padrino del Soul en su aniversario luctuoso. El texto siguiente es la crónica que hice luego del concierto que James Brown dio en la Cd. de México el 25 de febrero de 2005.😉

Good God!… El funk electrizante de James Brown en México

Los detalles de cómo conseguí mi boleto los he eliminado de esta crónica. Sólo les diré que por poco no iba al concierto porque había pensado que todo era un simple rumor. En fin. Terminé comprando mi boleto justo un día antes.

Aquélla era la segunda vez que yo asistía a un espectáculo masivo. Había sido fan de James Brown desde que era niña, así que estar en una butaca del primer piso —la B61— y con tan maravillosa vista del escenario, era para mí una emoción especial.

Logo del tour

El concierto en México formaba parte de la gira “James Brown, seven decades of funk” (James Brown, siete décadas de funk) cuyo título se podía leer en la pared del escenario.  La escenografía dispuesta para esa noche no era más que una colgante bola de espejos —comúnmente usadas en las discotecas setenteras— y la presentación del sencillo logo del tour.

Eran las 20:30 hrs, pero la función no comenzaría sino quince minutos después. Para entonces el auditorio lucía repleto. La expectación me comía mientras escuchaba la música de fondo hasta que ésta por fin cesó de oírse. Fue entonces que, cual falla del suministro eléctrico, la oscuridad cayó de golpe sobre nosotros. Sólo quedó una tenue iluminación sobre el ya de por sí sobrio escenario.  Un generalizado y sonoro “¡eeeeehhhhh!” recibió a los JB’s.

El stage cobraba vida conforme, con un atuendo roji-blanco, los integrantes de la banda ocupaban, uno por uno, sus lugares.  Los cuatro saxofones, tres guitarras, tres coristas, dos tecladistas y dos baterías no perdieron tiempo y comenzaron a tocar inmediatamente.

Bobby, el hombre que había sido presentador de James Brown durante gran parte de su carrera artística, fue el copiloto de esa noche.  Enfundado en un impecable traje blanco, nos pidió que llamáramos al Padrino del soul y así lo hicimos. Para enardecer los ánimos de todos nosotros, bastó con escucharle decir su característico y oscilante: “Ladies and gentleman, please welcome to Jaaaaaaames Brooooown” (“¡Señoras y señores, por favor demos la bienvenida a…!”).

I’m back!, I’m back!, I’m back!” (¡Estoy de regreso!, ¡estoy de regreso!…) fueron las primeras palabras que retumbaron hondo en el corazón de quienes presenciamos aquel histórico concierto.  Era la noche del 25 de febrero de 2005. Para México, las puertas hacia una dimensión funky se abrían luego de 20 años de estar cerradas.

** Click AQUÍ para leer: “James Brown: el concierto en México (Parte 2)

También les dejo este videíto para que se den una idea de cómo estuvo el inicio del concierto en México