Bye Limewire

Internet ya es parte de la vida cotidiana y, para muchos, toda una herramienta imprescindible en el trabajo, la escuela o el entretenimiento. Arma de dos filos: de frágil veracidad en sus contenidos informativos, pero poderosa para la diversión de millones personas que ven a internet como otro medio para compartir música y videos.

Internet es un espacio que cada vez va adquiriendo más importancia para los inversionistas o, en general, toda persona/empresa que desee hacerse de dinero. Muchos sitios que antes eran gratuitos ahora cobran por sus servicios o siguen manteniendo sus funciones “gratuitas” pero con acceso limitado a quienes no puedan pagarlas. ¿Un ejemplo? La industria del software o el de la música.

Precísamente la música que nos concierne en este blog… La entrada de hoy “conmemora” un mes desde sin Limewire, –que junto con Ares se había convertido en una de las P2P más populares a nivel mundial para la descarga de música–. Hace años sucedió con Napster, ahora han dejado a la lima sin jugo.

Inte$net

La que sí recibirá una “jugosa” indemnización es la Asociación Estadounidense de la Industria de la Grabación que en 2007 demandó a Limewire. Serán dos mil millones de dólares como pago por daños causados a la industria de la música…

¿Y los usuarios qué recibimos? Poco a poco van eliminando el acceso a sitios similares al de la lima. Ya también fue el caso de muchos links de bitTorrent o The Pirate Bay. En YouTube han estado eliminando videos “oficiales” de artistas como Michael Jackson y otros. El fin… vender esos videos en “compilaciones especiales”.

Con la desaparición de Limewire, han estado promocionando otras opciones “pirata” para descargar música. Sin embargo, muchas de ellas representan un riesgo latente de phishing y virus. Ares por ejemplo es causa de que muchas PCs estén infectadas por trojanos.

Ahora parece que la única opción es ver y escuchar contenido en internet sin poder descargarlo. Para quienes usaban esto como un lucro está bien… pero ¿para los que no?