Celuloide

El cine tiene la magia de transportarnos a otras dimensiones. Es un arte fascinante que evoluciona día tras día gracias a la tecnología así como a las ideologías de quienes lo producen. Puede ser el retrato perfecto de la humanidad, o la alucinación más exótica de mentes prodigio.

El cine es un arte que encierra complejidad y subjetividad, por lo cual “premiarlo” es muy difícil. Pero aún así, –dado que al hombre le gusta hacerse de reconocimientos— existen distintos “awards” internacionales, de entre los cuales el Oscar es el más famoso.

Ayer se llevó a cabo la 83a entrega de estos premios. Galardones que también encierran un glamour especial por llevar implícito el sello de Hollywood: la meca del cine estadounidense, así como un cuento de ensueño estelarizado por grandes actores  que representan la historia del cine desde sus inicios hasta la actualidad.No soy muy fan de escribir sobre “espectáculos”, pero el show de anoche fue algo que vale la pena resaltar.

Movie award

Los Óscares han perdido credibilidad a través de los años. La “Academia” es cada vez más predecible y su línea sigue definida. Aún así, la entrega de ayer tuvo una serie de aciertos interesantes: fue más corta que otras ocasiones y enfocó gran parte de su atención al montaje de un escenario casi especialmente diseñado para la música.

Ceremonia con toque retro en la que se recordaron películas antiguas e importantes como “Lo que el viento se llevó“, así como piezas musicales y cantantes de la época-de-oro del cine estadounidense que siguen vigentes en el imaginario popular. Para muestra, basta mencionar la interpretación de “Over the rainbow” –cantada por Judy Garland en “El Mago de Oz“– para finalizar la ceremonia.

Incluso el Presidente –de EU– Barack Obama mencionó durante la transmisión cuál es su canción-de-película favorita. Y es que el soundtrack de un filme le imprime fuerza a la historia. La música es parte de la estructura fundamental de cada cinta. Si bien en un principio el cine fue silente, tardó muy poco en incorporársele la música.

Existen varios géneros en el cine como en la música y premiarlos de manera que satisfagan las expectativas del público en general es muy difícil… Pero, a fin de cuentas hay para todos los gustos. A quién le hace falta los premios!😉